Literatura en 140 caracteres*

Antonio Álvarez Mesta

Vivimos en una época frenética y sin duda  la prisa es una constante vital en la mayoría de la gente.  En la actualidad hay poca disposición para elaborar y para leer mensajes extensos. Ante tales signos de los tiempos, twitter, con 200 millones de usuarios y una impresionante tasa de crecimiento anual de 1382 %, se ha convertido en la red social más valorada pues está demostrado que su rapidez y concisión resultan insuperables.  El  nigeriano Ben Okri, ganador del Booker Prize, escribió el famoso poema “I Sing a New Freedom” íntegramente vía Twitter, y así explicó las razones de su preferencia: “La forma debe seguir a la adversidad, y hoy vivimos en tiempos inciertos, creo que necesitamos un nuevo tipo de escritura que responda a la ansiedad de nuestra época y esa forma es la brevedad. Mi sensación es que estos tiempos son perfectos para las formas breves y lúcidas. Necesitamos decir más con menos palabras”. Continuar leyendo

Anuncios

‘Juan, vos nunca vas a ser poeta’*

Los límites del lenguaje no son los del alma, afirma

Jorge Ricardo

Ciudad de México  (25 enero 2012).- Hubo un temblor, apenas perceptible. Vino de alguna zona profunda de la Tierra y suspendió por un momento la entrevista. Luego dijo: “Mire, no sé si he sido claro; en lo que usted me hace pensar son cosas que para mí todavía son muy oscuras, me pasa algo y no sé qué es, que siento un ruido acá en la oreja, raro, y me pongo de mal humor y con el tiempo me doy cuenta que tengo algo adentro que necesita ser nombrado”.

Juan Gelman (Buenos Aires, 1930) lo ha sentido tantas veces. El Fondo de Cultura Económica acaba de publicar su Poesía Reunida, la primera versión completa de su obra, de Violín y otras cuestiones (1949-1956) a El emperrado corazón amora (2010). Dos tomos, mil 370 páginas. Continuar leyendo


Convocatoria “Elías Nandino 2012″*

Conscientes de que los jóvenes escritores duranguenses tienen las herramientas necesarias para participar en el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2012, el Instituto de Cultura del Estado de Durango (ICED), difunde la convocatoria que realiza el Programa Cultural Tierra Adentro del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), la Dirección de Literatura de la Secretaría de Cultura de Jalisco y el H. Ayuntamiento Constitucional de Cocula. Continuar leyendo

Política

 

 

Diseño de Adrián de la Torre.


Los nativos digitales y su escritura*


Bun Alonso

“Los nativos digitales no conocen la soledad ni la introspección. Tienen 302 seguidores en Twitter. Tienen 643 amigos en Facebook.”
Camilo Jiménez

El epígrafe que acompaña a este texto pertenece a un profesor colombiano, quien hace apenas unas semanas renunció a su clase en una universidad debido a que sus alumnos no fueron capaces de redactar correctamente un solo párrafo. La cita proviene de una carta de renuncia que publicó en su blog, que después fue reproducida en varios periódicos, y en ella podemos leer que el profesor atribuye la atrofia de escritura a que sus exalumnos pertenecen a la generación de nativos digitales; es decir, aquéllos que nacieron cuando estas tecnologías ya existían y, por lo tanto, como se dice coloquialmente, han crecido “conectados”. Por consiguiente, surge la siguiente pregunta: ¿Qué tanto ha afectado este tipo de tecnología a la comunicación escrita? Continuar leyendo


Regresará el premio de cuento ‘Julio Torri’*

Por: YOHAN URIBE JIMÉNEZ / EL SIGLO DE TORREÓN / TORREÓN

Después de dos años de haberse suspendido el Premio Nacional de Cuento ( ahora Breve) Julio Torri, este 2012 se retoma nuevamente con un aumento en el estímulo económico que 50 mil pesos que antes entregaba al ganador, se incrementó a 70 mil, un diploma y la publicación del material ganador.

Continuar leyendo


Ómnibus, de Julio Cortázar

Cuento perteneciente a Bestiario, primer libro de cuentos de Julio Cortázar, publicado en 1951.

Ómnibus

 —Si le viene bien, tráigame El Hogar cuando vuelva —pidió la señora Roberta, reclinándose en el sillón para la siesta. Clara ordenaba las medicinas en la mesita de ruedas, recorría la habitación con una mirada precisa. No faltaba nada, la niña Matilde se quedaría cuidando a la señora Roberta, la mucama estaba al corriente de lo necesario. Ahora podía salir, con toda la tarde del sábado para ella sola, su amiga Ana esperándola para charlar, el té dulcísimo a las cinco y media, la radio y los chocolates.

A las dos, cuando la ola de los empleados termina de romper en los umbrales de tanta casa, Villa del Parque se pone desierta y luminosa. Por Tinogasta y Zamudio bajó Clara taconeando distintamente, saboreando un sol de noviembre roto por islas de sombra que le tiraban a su paso los árboles de Agronomía. En la esquina de Avenida San Martín y Nogoyá, mientras esperaba el ómnibus 168, oyó una batalla de gorriones sobre su cabeza, y la torre florentina de San Juan María Vianney le pareció más roja contra el cielo sin nubes, alto hasta dar vértigo. Pasó don Luis, el relojero, y la saludó apreciativo, como si alabara su figura prolija, los zapatos que la hacían más esbelta, su cuellito blanco sobre la blusa crema. Por la calle vacía vino remolonamente el 168, soltando su seco bufido insatisfecho al abrirse la puerta para Clara, sola pasajera en la esquina callada de la tarde. Continuar leyendo