García Márquez “nos regala un camino hacia la felicidad”*

.
• Los lectores continúan con las celebraciones al escritor colombiano por sus 85 años
• Todos los pueblos de la América mestiza son Macondo, dicen
• Lanzan Mondadori y el sello digital LEER-e versión en formato electrónico de Cien años de soledad para Europa y AL
Gabriel García Márquez captado el domingo, cuando festejó su cumpleaños 85, que es hoy, martes 6 de marzo. "La fiesta de los Piscis" ocurrió en casa de José Luis Cortés y otros cinco amigos nacidos bajo el mismo signo zodiacal. Foto Bruno Newman

Tania Libertad canta Las Mañanitas a Gabriel García Márquez, quien apagó un pastel, adornado con mariposas amarillas, junto con Carmen Mutis y Ana Terán. También en el festejo: Carmen Parra, Eduardo Terrazas y José Luis CortésFoto Patricia Agraz y Bruno Newman Fabiola Palapa Quijas

Periódico La Jornada
Martes 6 de marzo de 2012, p. 4
Fabiola Palapa Quijas

El escritor colombiano Gabriel García Márquez festeja hoy 85 años de vida en la tranquilidad de su casa al sur de la ciudad de México.

Gabo, nacido en Aracataca, en la costa caribe de Colombia, el 6 de marzo de 1927, también celebra 45 años de la publicación de su novela cumbre, Cien años de soledad, la cual ha sido traducida a 35 idiomas, así como las casi tres décadas del anuncio de haber sido galardonado con el Nobel Literatura, como adelantamos en estas páginas (La Jornada, 28/02/12)

Para celebrar el cumpleaños del creador de Macondo, la editorial digital LEER-e (www.leer.es) y Random House Mondadori lanzan hoy a la venta Cien años de soledad, en formato electrónico. Esa coedición circulará esta semana en lengua española en diferentes plataformas y librerías digitales de España, Europa, Estados Unidos y América Latina. En México estará disponible a un precio de 89 pesos, informa Mondadori en un comunicado.

La portada será la imagen de la primera edición de 1967, un galeón encallado en medio de la selva, que publicó la editorial argentina Sudamericana.

Puerta al mundo de la literatura

La fiesta en honor del escritor colombiano, que comenzó el domingo 4 en estas páginas, continúa y son los lectores quienes rinden homenaje a García Márquez, al compartir sus experiencias tras leer Cien años de soledad.

“Me gustó la lectura de Cien años de soledad, y mi personaje favorito es el coronel Aureliano Buendía, el alquimista de la familia, el sabueso, el de mente más racional, por su pasión por la artillería y la ciencia, por sus ideales de libertad. Sabía que la paz se podía llevar sin tantas guerras, a pesar de estar en ellas y haberlas perdido, sabía que no eran la solución. Lo anterior hace que me identifique con él, porque mi profesión y pasión es la ciencia. También admiro el carácter y la determinación del personaje, porque conocía sus límites y era un sabio en la forma que percibía la existencia de su familia.”

Lucía Elisa Villarreal Luna, divulgadora científica, 27 años

“Algunos párrafos de Cien años de soledad nos explican bellamente el proceso de penetración de las compañías bananeras gringas en América Latina y, por lo mismo, esto podría haber sucedido en cualquier país del trópico, pues todos los pueblos de la América mestiza son Macondo; en esto consiste una de las grandes cosas de dicha obra.

“Hace años, allá por 1972, algunos entrañables amigos, profes debutantes y yo decidimos elaborar una antología para apoyarnos en la enseñanza de historia universal en el Colegio de Ciencias y Humanidades. El libro se tituló: De Espartaco al Che y de Nerón a Nixon. Ahí publicamos párrafos de García Márquez con el título de Las compañías bananeras.

“Ahí están, y ahora, en hojas amarillentas todavía nos gritan desde la vieja antología: ‘¡aguas con el lobo, puede cambiar de piel, pero sigue siendo el lobo!”’

Miguel Ángel Gallo T., catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, 66 años

“Celebro este día los 85 años de Gabriel García Márquez terminando de leer su libro en el que hace volar la imaginación con los Buendía, una familia como pocas. Cien años de soledad nunca pasará de moda. ¡Felicidades, Gabo!”

Joaquín Alvarado Gutiérrez, San José, Costa Rica, publicista, 36 años

“De Cien años de soledad, mi parte favorita de la historia es cuando aparece lo mágico y lo fantástico en la vida de los Buendía. Desde la ascensión de Remedios, la bella, y la convivencia con los muertos, a las maravillosas profecías en los pergaminos de Melquíades, cada momento de magia en el libro que acompaña la soledad predeterminada a los Buendía, hace que crea en lo imposible como en ninguna otra obra.

Amaranta Buendía, tan miserable en sus rencores, culpas y miedos, pero tan apasionada y complicada en su sentir, es el personaje del libro que más me intriga. Por cómo crecen en ella el aislamiento, los celos, el desamor y, sobre todo, el rechazo a enfrentarse a ella misma y a su corazón.

Mariana Rebeca Casasola Laiza, estudiante de ciencias de la comunicación, 23 años

“Ya casi es cliché decir que Cien años de soledad es una de esas lecturas que te marcan tanto como lector y, en mi caso, como escritora, pero sigue siendo cierto. La forma de convertir la cotidianidad en un suceso de sorprendente trascendencia es una lección que difícilmente se olvida. Después de lecturas como ésta, la mirada hacia la realidad nunca vuelve a ser la misma.

A la distancia, lo que más recuerdo es la escena en la que Remedios, la bella, se eleva junto con las sábanas limpias de alguno de los Buendía. Es muy difícil escoger sólo un personaje, pues la genealogía bíblica de la novela ofrece demasiadas posibilidades. Sin embargo, es Remedios la que se ha quedado conmigo, elevándose por los aires con su imposibilidad para funcionar en las cosas cotidianas, cultivando esa especie de mística alrededor de ella, etérea y trágica, fuera de toda realidad. En la novela se describe que ella poseía un olor especial, seguro hecho de una mezcla de lástima y admiración, pues atraía y repelía a la vez. Aún ahora me pregunto cómo sería ese olor de Remedios, ¿cuál será el perfume de la realidad que la contiene?

Verónica Bujeiro Ortega, dramaturga, 35 años

“Cien años de soledad me abrió los ojos al maravilloso mundo de la literatura; fue el primer libro que me permitió crear todo un mundo imaginario y maravilloso en mi cabeza. Creo que no tengo un personaje favorito, quien me cautivó desde el inicio fue Macondo y la forma en que es descrito. Es un libro decisivo en mi vida, porque gracias a él surgió en mí el ansía por leer y devorar libros.”

Rubén Mejía Pérez, administrador industrial, 34 años

“Es difícil tener preferencia por algún capítulo en especial de Cien años de soledad. Sin embargo, uno de los personajes más representativos de la novela es Aureliano Buendía, porque permite comprender el tema de la soledad, cuyas virtudes van desde la magia, la fantasía, lo milagroso y hasta lo mítico, características que van a estar presentes desde sus primeros años de vida, como el incidente que tuvo a los tres años de edad, cuando entró a la cocina y anunció que la olla colocada en el centro de la mesa se iba a caer y ésta se despedazó en el suelo.”

Podría citar más pasajes de esta obra maestra próxima a cumplir 45 años, porque no me canso de leerla y disfrutarla cuando tengo oportunidad.

Eduardo Cruz Juárez, periodista, 40 años

El personaje que más me gusta es Remedios en todo el relato de la obra, es muy entretenido, crudo y real dentro de la ficción. Remedios pone ese toque sublime y de fantasía a la novela, el lado tierno y sentimental que tenemos todos los latinoamericanos.

José Vallejos Villavicencio, Lima, Perú, economista, 51 años

Pensar más en el otro

“Recuerdo la primera vez que tomé el libro Cien años de soledad, lo vi, me llamó la atención el nombre y me pregunté: quién puede aguantar tanto tiempo, lo inicié y por alguna situación que no recuerdo, lo dejé; la segunda vez, ya había pasado mucho tiempo, lo tomé; era una edición diferente, letras más grandes, y me dije, ‘bueno, nos volvemos a encontrar’, y de nuevo lo dejé, creo que en un avión, y así pasaron tres ocasiones más, no lo terminaba.

“No sé si la historia de un pueblo que se llama Macondo no me atrapaba, o bien, la historia de la familia Buendía seguía sin gustarme.

Han pasado varios años y me rencuentro con las mismas páginas, creo que mi regalo de cumpleaños para Gabriel García Márquez será quedarme un tiempo en Macondo, conocer a cada uno de los habitantes, convivir con ellos y compartir un poco del hielo que Melquíades lleva como la última novedad.

Lizbeth Pérez, comunicóloga, 39 años

“Cien años de soledad es un libro asombroso, que despierta la imaginación y nunca termina de sorprenderte, porque siempre pasa algo en la novela. Es muy creativo Gabriel García Márquez, te hace sentir lo que escribe con dedicación.

“Me llama la atención el tema de la soledad, porque finalmente todos seremos algún día olvidados, si sólo nos dedicamos a pensar en yo, yo, yo. Debemos pensar un poco más en los demás, y no ser obstinados ni cerrados al mundo que tenemos, como los Buendía, y si no te gusta el mundo en el que vives, lo tienes que aguantar tal y como es, y hacer algo para mejorarlo, si no serás abandonado, y no serás reconocido por lo que eres, sino por lo que no fuiste.

Me identifico con José Arcadio segundo, porque en su niñez tiene el carácter de los José Arcadios: dicharachero, interesado en los inventos y en las empresas más extrañas e imposibles. Cuando es un hombre, comparte con el coronel Aureliano su interés por la guerra y las causas sociales.

Nora Mariana Mális Castillo, locutora de radio independiente.

“Camino de regreso a Palenque –mi terruño– comprendí que en el tiempo y el espacio colgué en Cien años de soledad mi añoranza. Con su narrativa y, reclinada en mis recuerdos, me ayudó a construir una y otra vez un lugar mágico, el hábitat que ha resguardado casi un milenio la Reina Roja y el rey Pakal.

“¿Qué te digo en tu cumpleaños, querido Gabo? Que me guardo tu voz grave, tu sonrisa luminosa y la evocación visual de mi primera imagen de ti en la que portabas un saco a cuadros, blanco y negro.

Y en torno de tu obra, en el porvenir venturosamente nos aguarda otra suma de lecturas en su vastedad. Por lo pronto, yo deposito mi agradecimiento, allí en lo más húmedo de la selva Lacandona. Te abrazo siempre.

Yanira Álvarez Martínez, licenciada en historia por la Escuela Nacional de Antropología e Historia y en derecho por la Universidad de Yucatán, 48 años

Una familia de siete generaciones

El personaje de Úrsula es fascinante por su sabiduría y capacidad para entender a los integrantes de la familia Buendía; cuanto más pasaba el tiempo más descubría.

Juan Carlos Hernández, Ginebra, Suiza, fotógrafo

“Cada uno de los personajes de Cien años de soledad es importante, cada uno posee una magia que hacen de la historia ser lo que es: una poesía y una obra de arte.

“Sin embargo, mi personaje favorito es Úrsula Iguarán, no porque sea el eje de la familia Buendía ni la esposa de José Arcadio, sino por todo lo que ella vive y porque García Márquez quiso que fuera longeva para enterrar a sus muertos. Es la pieza más importante de una familia poco cuerda.

“Ella, estando casi ciega, se desplaza por la casa con toda libertad y, con su muerte, muere un encanto de la novela.

“De García Márquez me conmueve cómo mezcla la realidad con la fantasía. Cómo cuenta la historia de una familia de siete generaciones y al mismo tiempo nos habla de la fundación de Macondo.

“Lo maravilloso es que conservamos a Macondo en la mente y el corazón, sabemos que existe, que la novela nos hace felices o nos pone tristes. Gabo nos regala otro camino hacia la felicidad, sólo hay que ir y tomarlo.”

Rocío Meza, periodista, 26 años

Nueva invitación para unirse a la fiesta

La Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), que fundó García Márquez, emitió el siguiente comunicado:

“Nuestro querido maestro, Gabriel García Márquez, fundador, presidente de la FNPI, cumple este martes 6 de marzo, 85 años de vida. Para festejarlo, hemos creado la página de Facebook ‘Celebremos el cumpleaños 85 de Gabriel García Márquez’, un espacio para compartir los aprendizajes de toda una vida comprometida con la excelencia del periodismo.

“Le invitamos a que haga parte de este homenaje y juntos le rindamos tributo a quien nos ha enseñado la carpintería del mejor oficio del mundo: www.fnpi.org.”

*Fuente: La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: